Mostrando entradas con la etiqueta julio cesar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta julio cesar. Mostrar todas las entradas

miércoles, julio 02, 2008

JULIO CESAR - Militar y político
General romano. Todas las antologias sobre historia de la homosexualidad reiteran que Julio Cesar fue "el marido de todas las mujeres y la esposa de todos los hombres", en referencia a su omnisexualidad que puede interpretarse como un elogio o como un gesto de envidia por parte de sus contemporáneos. Desde el principio de su carrera Cesar dio muestras de sus virtudes: capacidad de mando, valor, inteligencia y un gran encanto personal que le ayudó a relacionarse con gente de diferentes frentes en la compleja atmósfera política del final de la república de Roma. Nace en el seno de una familia patricia, pero se siente atraído por los ideales democráticos de Cayo Mario. Contribuyó a sofocar la rebelión liderada por Espartaco y cosechó victorias contra los galos, los britanos, los germanos y los helvecios. Conquisto la Galia y cruzó el Canal para iniciar la conquista de Britania. Tuvo tres esposas aparte del famoso romance con Cleopatra. Entre sus amantes masculinos, Marco Antonio entre ellos, las crónicas mencionan al rey Nicomedes de Bitinia, al que conoció en su juventud (en una misión especial para pedir su ayuda). Cesar fue agasajado por el joven rey que se prendó de él. Julio se sintió tan a gusto en el palacio que llegó a aceptar ser su copero y amante. En Roma nunca le perdonaron esta relación, no porque se hubiese acostado con otro hombre, totalmente normal y aceptado en aquel tiempo, sinó porque lo hizo con un bárbaro y como parte pasiva en el sexo. La relación duró seis años. Volvió a Roma y comenzó su carrera militar y política. En el año 49 aC, tras una larga serie de pactos y alianzas, consiguió que se le otorgaran poderes vitalicios como dictador, durante los cuales consiguió transformar y organizar Roma profundamente (de allí viene el Derecho Romano), luchando contra la corrupción generalizada y la rapiña de los nobles, lo cual le atrajo aún más enemigos, hasta que el año 44 aC moría asesinado por los propios senadores a quienes años atrás había perdonado la vida en una de las revueltas. Pudo más el odio y la envidia que el respeto y la gratitud debida a aquel gran hombre. El empeño constructor de César fue respaldado por su inmenso genio político y militar para dejar a sus sucesores los cimientos de su sueño. Un sueño que, si bien no pudo ser construido como él hubiera deseado, sirvió para transmitir la cultura griega a todo Occidente, llevando a Roma a unas cotas de esplendor, poder y riqueza tanto militares como sociales o artísiticas que la Humanidad tardaría más de mil años en aproximarse siquiera. Su obra la continuó su sobrino nieto Octavio, llamado luego Augusto, con el que había mantenido relaciones sexuales; todo dentro de la normalidad que regía las sociedades de aquellos tiempos. Por cierto Octavio no optó por perdonar a los asesinos, sino que los hizo ejecutar. Comenzó la nueva Roma de los Césares.
El legado de Julio César, fue el legado más importante que hombre alguno ha dejado en toda la Historia.

100/102 - 44 aC

Gracias a: Miracomovan.com